Obra Anterior

Hinchazón
Hinchazón

Madera policromada. 37 x 15 x 11 cm.

Cabeza hinchada (Homúnculo)
Cabeza hinchada (Homúnculo)

Barro cocido policromado. 26 x 19 x 12 cm.

Pinocho y la nube empírica
Pinocho y la nube empírica

Madera policromada. 68 x 27 x 55 cm.

“Kintaró desestructuralista”
“Kintaró desestructuralista”

Madera policromada. 134 x 60 x 60 cm.

Rompiente de Strindberg (Inferno)
Rompiente de Strindberg (Inferno)

Madera gastada por el mar y video de oleaje. 50 x 40 x 30 cm.

Nube empírica
Nube empírica

Aerógrafo sobre lienzo. 13 x 18 cm.

Cabeza hinchada
Cabeza hinchada

Aerógrafo sobre lienzo. 50 x 50 cm.

Ofelia mirando al cielo
Ofelia mirando al cielo

Aerógrafo sobre lienzo. 73 x 60 cm.

Buzo de cabeza
Buzo de cabeza

Tinta y lápiz sobre papel. 42 x 30 cm.

Bebé humano hinchado dentro de vaca
Bebé humano hinchado dentro de vaca

Acrílico sobre lienzo. 108 x 148 cm.

Baile de sombras
Baile de sombras

Óleo sobre lienzo. 13 x 18 cm.

Baile de sombras 2
Baile de sombras 2

Óleo sobre lienzo. 13 x 18 cm.

Baile de sombras 3
Baile de sombras 3

Óleo sobre lienzo. 13 x 18 cm.

Baile de sombras 4
Baile de sombras 4

Óleo sobre lienzo. 13 x 18 cm.

El ser es el ser del ser del ser...
El ser es el ser del ser del ser...

Madera policromada. 145 x 70 x 60 cm. Volvemos aquí a la realidad como "nube empírica", es decir, como inconcreción que se reordena a sí misma deun modo aparentemente entrópico, pero que obedece, a través de azarosas reordenaciones, a un aparente caos evolutivo. La idea de lo "flotante", el bloque flotante de madera representa un bloque flotante de hielo sobre el agua del mar, el ir a la deriva sobre el mar. Lo azaroso, las corrientes de agua.

“Sobre la foto de Alicia”
“Sobre la foto de Alicia”

Madera policromada. 145 x 44 x 44 cm Esta escultura es una instalación cerrada, una instalación en un cuerpo. Nos habla del orden, del significado del orden en las cosas, de cómo la materia se piensa a sí misma con el hecho de cambiar su propio orden lógico. La realidad obedece también a esa idea de la prevalencia de los órdenes funcionales. Se habla aquí desde el punto de vista del yo y del "otro" yo, de cómo las formas del yo pueden evolucionar de un modo algo caótico hacia un yo "acertado".